LUGAR LLAMADO KINDBERG PDF

Y no, la frente lisa y aninada no se altera, al principio es solo la voz que va dejando caer pedazos de persona, componiendo una primera aproximacion a Lina chilena, porejemplo, y un tema canturreado de Archie Shepp, las unas un poco comidas pero muy pulcras contra una ropa sucia de auto-stop y dormir en granjas o albergues de la juventud. Marcelo esta por preguntarle que Romero, primera noticia del tal Romero, pero mejor dejarla hablar, lo divierte asistira esa felicidad de comida caliente, como antes su contento en la pieza con chimenea esperando crepitando, la burbuja burguesa protectora de una billetera de viajero sin problemas, la lluvia estrellandose ahi afuera contra la burbuja como esa tarde en la cara blanquisima de Lina al borde de la carretera a la salida del bosque en el crepusculo, que lugar para hacer auto-stop y sin embargo ya, otro poco de sopa osita, comame que necesita salvarse de una angina, el pelo todavia hurnedo pero ya chimenea crepitando esperando ahi en la pieza de gran cama Habsburgo, de espejos hasta el suelo con mesitas y caireles y cortinas y por que estabas ahi bajo el agua decime un poco, tu mama te hubiera dado una paliza. Cadaveres, repite Lina, mejor andar sola, claro que si llueve pero no te creas el abrigo es impermeable de veras, no mas que un poco el pelo y las piernas, ya esta, una aspirina si acaso. Doble aceptacion de que el azar hace bien las cosas, el previsible recuerdo de que si ocho kilometros antes Marcelo no se hubiera detenido a beber un trago, la osita ahora metida en otro auto o todavia en el bosque, soy corredor de materiales prefabricados, es algo que obliga a viajar mucho pero esta vez ando vagando entre dos obligaciones.

Author:Kajizahn Dilmaran
Country:Kosovo
Language:English (Spanish)
Genre:Health and Food
Published (Last):14 July 2018
Pages:387
PDF File Size:10.69 Mb
ePub File Size:12.70 Mb
ISBN:915-6-48493-878-3
Downloads:35308
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dishakar



Y no, la frente lisa y aninada no se altera, al principio es solo la voz que va dejando caer pedazos de persona, componiendo una primera aproximacion a Lina chilena, porejemplo, y un tema canturreado de Archie Shepp, las unas un poco comidas pero muy pulcras contra una ropa sucia de auto-stop y dormir en granjas o albergues de la juventud. Marcelo esta por preguntarle que Romero, primera noticia del tal Romero, pero mejor dejarla hablar, lo divierte asistira esa felicidad de comida caliente, como antes su contento en la pieza con chimenea esperando crepitando, la burbuja burguesa protectora de una billetera de viajero sin problemas, la lluvia estrellandose ahi afuera contra la burbuja como esa tarde en la cara blanquisima de Lina al borde de la carretera a la salida del bosque en el crepusculo, que lugar para hacer auto-stop y sin embargo ya, otro poco de sopa osita, comame que necesita salvarse de una angina, el pelo todavia hurnedo pero ya chimenea crepitando esperando ahi en la pieza de gran cama Habsburgo, de espejos hasta el suelo con mesitas y caireles y cortinas y por que estabas ahi bajo el agua decime un poco, tu mama te hubiera dado una paliza.

Cadaveres, repite Lina, mejor andar sola, claro que si llueve pero no te creas el abrigo es impermeable de veras, no mas que un poco el pelo y las piernas, ya esta, una aspirina si acaso. Doble aceptacion de que el azar hace bien las cosas, el previsible recuerdo de que si ocho kilometros antes Marcelo no se hubiera detenido a beber un trago, la osita ahora metida en otro auto o todavia en el bosque, soy corredor de materiales prefabricados, es algo que obliga a viajar mucho pero esta vez ando vagando entre dos obligaciones.

Osezna atenta y casi grave, que es eso de prefabricados, pero desde luego tema aburrido, que le va a hacer, no puede decide que es domador de fieras o director de cine o Paul McCartney: la sal. Esa manera brusca de insecto o pajaro aunque osita flequillo bailoteandole, el refran recurrente de Archie Shepp, tienes los discos, pero como, ah bueno. Dandose cuenta, piensa ironico Marcelo, de que lo normal seria que el no tuviera los discos de Archie Shepp y es idiota porque en realidad claro que los tiene y a veces los escucha con Marlene en Bruselas y solamente no sabe vivirlos como Lina que de golpe canturrea un trozo entre dos mordiscos, su sonrisa suma de free-jazz y bocado gulasch y osita humeda de auto-stop, nunca tuve tanta suerte, fuiste bueno.

Bueno y consecuente, entona Marcelo revancha bandoneon, pero la pelota sale de la cancha, es otra generation, es una osita Shepp, ya no tango, che. Porsupuesto queda todavia la cosquilla, casi un calambre agridulce de eso a la llegada a Kindberg, el parking del hotel en el enorme hangar vetusto, la vieja alumbrandoles el camino con una linterna de epoca, Marcelo valija y portafolios, Lina mochila y chapoteo, la invitation a cenar aceptada antes de Kindberg, asi charlamos un poco, la noche y la metralla de la lluvia, mala cosa seguir, mejor paramos en Kindberg y te invito a cenar, oh si gracias que rico, asi se te seca la ropa, lo mejor es quedarse aqui hasta manana, que llueva que llueva la vieja esta en la cueva, oh si dijo Lina, y entonces el parking, las galenas resonantes goticas hasta la reception, que calentito este hotel, que suerte una gota de agua la ultima en el borde del flequillo, la mochila colgando osezna girl-scout con tfo bueno, voy a pedir las piezas asi te secas un poco antes de cenar.

Y la cosquilla, casi un calambre ahi abajo, Lina mirandolo toda flequillo, las piezas que tonteria, pide una sola. Y el no mirandola pero la cosquilla agradesagradable, entonces es un yiro, entonces es una delicia, entonces osita sopa chimenea, entonces una mas y que suerte viejo porque esta bien linda.

Pero despues viendola sacar de la mochila el otro par de blue-jeans y el pull-over negro, dandole la espalda charlando que chimenea, huele, fuego perfumado, buscandole aspirinas en el fondo de la valija entre vitaminas y desodorantes y after-shave y hasta donde pensas llegar, no se, tengo una carta para unos hippies de Copenhague, unos dibujos que me dio Cecilia en Santiago, me dijo que son tipos estupendos, el biombo de raso y Lina colgando la ropa mojada, volcando indescriptible la mochila sobre la mesa franciscojose dorada y arabescos James Baldwin kleenex botones anteojos negros cajas de carton Pablo Neruda paquetitos higienicos piano de Alemania, tengo hambre, Marcelo me gusta tu nombre suena bien y tengo hambre, entonces vamos a comer, total para ducha ya tuviste bastante, despues acabas de arreglaresa mochila, Lina levantando la cabeza bruscamente, mirandolo: Yo no arreglo nunca nada, para que, la mochila es como yo y este viaje y la politica, todo mezclado y que importa.

Mocosa, penso Marcelo calambre, casi cosquilla darle las aspirinas a la altura del cafe, efecto mas rapido pero a ella le molestaban esas distancias verbales, esos vos tan joven y como puede ser que viajes asi sola, en mitad de la sopa se habia reido: la juventud, fosiles, fijate, cadaveres vagando como en esa pelicula de Romero.

Y el gulasch y poco a poco desde el calor y la osezna de nuevo contenta y el vino, la cosquilla en el estomago cediendo a una especie de alegria, a una paz, que dijera tonterias, que siguiera explicandole su vision de un mundo que a lo mejor habia sido tambien su vision alguna vez aunque ya no estaba para acordarse, que lo mirara desde el teatro de su flequillo, de golpe seria y como preocupada y despues bruscamente Shepp, diciendo tan bueno estar asi, sentirse seca y dentro de la burbuja y una vez en Avignon cinco horas esperando un stop con un viento que arrancaba las tejas, vi estrellarse un pajaro contra un arbol, cayo como un panuelo fijate: la pimienta por favor.

Previsible, pobre osita tan contenta con su lechuga y su plan de tragarse Spinoza en seis meses mezclado con Allen Ginsberg y otra vez Shepp: cuanto lugar comun desfilaria hasta el cafe no olvidarse de darle la aspirina, si me empieza a estornudar es un problema, mocosa con el pelo mojado la cara toda flequillo pegado la lluvia manoteandola al borde del camino pero paralelamente entre Shepp y el fin del gulasch todo iba como girando de a poco, cambiando, eran las mismas frases y Spinoza o Copenhague y a la vez diferente, Lina ahi frente a el partiendo el pan bebiendo el vino mirandolo contenta, lejos y cerca al mismo tiempo, cambiando con el giro de la noche, aunque lejos y cerca no era una explicacion, otra cosa, algo como una mostracion, Lina mostrandole algo que no era ella misma pero entonces que, decime un poco.

Y en realidad el no habia dicho que no le gustara Copenhague pero la osita parecia entender el tono de su voz mas que las palabras, como el cuando aquella maestra de la que se habia enamorado a los doce anos, que importaban las palabras frente a ese arrullo, eso que nacia de la voz como un deseo de calor, de que lo arroparan y caricias en el pelo, tantos anos despues el psicoanalisis: angustia, bah, nostalgia del utero primordial, todo al fin y al cabo desde el vamos flotaba sobre las aguas, lea la Biblia, cincuenta mil pesos para curarse de los vertigos y ahora esa mocosa que le estaba como sacando pedazos de si mismo, Shepp, pero claro, si te la tragas en seco como no se te va a pegar en la garganta, bobeta.

Y ella revolviendo el cafe, de golpe levantando unos ojos aplicados y mirandolo con un respeto nuevo, claro que si le empezaba a tomar el pelo se lo iba a pagar doble pero no, de veras Marcelo, me gustas cuando te pones tan doctor y papa, no te enojes, siempre digo lo que no tendria que, no te enojes, pero si no me enojo, pavota, si te enojaste un poquito porque te dije doctor y papa, no era en ese sentido pero justamente se te nota tan bueno cuando me hablas de la aspirina y fijate que te acordaste de buscarla y traerla, yo ya me habia olvidado, Shepp, ves como me hacia falta, y eres un poco comico porque me miras tan doctor, no te enojes, Marcelo, que rico este conac con el cafe, que bien para dormir, tu sabes que.

Y si, en la carretera desde las siete de la manana, tres autos y un camion, bastante bien en conjunto salvo la tormenta al final pero entonces Marcelo y Kindberg y el conac Shepp. Ah, otra vez; veni, tenes que descansar, Lina. Si doctor, pero un momentito apenas mas, fijate que me queda este fondo de conac tan tibio, pruebalo, si, ves como esta tibio.

Y algo que el habia debido decir sin saber que mientras se acordaba del Rubi porque de nuevo Lina con esa manera de adivinarle la voz, lo que realmente decia su voz mas que lo que le estaba diciendo que era siempre idiota y aspirina y tenes que descansar o para que ir a Copenhague por ejemplo cuando ahora, con esa manita blanca y caliente bajo la suya, todo podia llamarse Copenhague, todo hubiera podido llamarse velero si seiscientos pesos, si huevos, si poesia.

Y el fuego, las rojas salamandras huyentes y la cama abierta blanquisima enorme y las cortinas ahogando las ventanas, ah que rico, que bueno, Marcelo, como vamos a dormir, espera que por lo menos te muestre el disco, tiene una tapa preciosa, les va a gustar, lo tengo aqui en el fondo con las cartas y los pianos, no lo habre perdido, Shepp.

Entonces ni siquiera asi, ni siquiera en el amor se abolia ese espejo hacia atras, el viejo retrato de si mismo joven que Lina le ponia por delante acariciandolo y Shepp y durmamonos ya y otro poquito de agua por favor; como haber sido ella, desde ella en cada cosa, insoportablemente absurdo irreversible y al final el sueno entre las ultimas caricias murmuradas y todo el pelo de la osezna barriendole la cara como si algo en ella supiera, como si quisiera borrarlo para que se despertara otra vez Marcelo, como se desperto a las nueve y Lina en el sofa se peinaba canturreando, vestida ya para otra carretera y otra lluvia.

JELIS STUDY PDF

¡¡Ábrete libro!! - Foro sobre libros y autores

Kazizuru A middle-aged man picks up a young female hitchhiker who rekindles his youthful passion but in doing so, shows him what it might have been. His literary work focuses on poetry and short stories that often treat elements of fantasy. Dec 17, Moringa olifera is abundant in sub-tropical regions that is an excellent source of beta carotene and other vitamins, minerals and amino acids. Dec 19, 3: Uploading multiple files Bradnik 1 Dec 17, 6: Dec 9, 5: He fiercely opposed the government of Juan Peron, for which he served a short time in prison.

LUIGI CORNARO THE ART OF LIVING LONG PDF

LUGAR LLAMADO KINDBERG PDF

Tobei Community Texts He fiercely opposed the government of Juan Peron, for which he served a short time in prison. Es la Falta de Aliento un Signo de Alto Nivel de Creatinina Falta de aliento y alto nivel de creatinina puede coexistir en la misma persona. Ben Shapiro Books Archive. His literary work focuses on poetry and short stories that often treat elements of fantasy. Dec 4, 7: Dec 15, 7: Moringa olifera is abundant in llugar regions that is an excellent source of beta carotene and other vitamins, minerals and amino acids.

Related Articles