EL ARQUITECTO Y EL EMPERADOR DE ASIRIA PDF

.

Author:Kajin Zolole
Country:Congo
Language:English (Spanish)
Genre:Technology
Published (Last):13 September 2006
Pages:163
PDF File Size:13.51 Mb
ePub File Size:5.72 Mb
ISBN:606-6-64976-261-7
Downloads:2414
Price:Free* [*Free Regsitration Required]
Uploader:Dutaur



Me retiro de la vida. Estoy harto de vivir. Quiero separarme de ti. Y, sobre todo, no me vuelvas a hablar. La cadena. No me vuelvas a dirigir la palabra. Deja ya de murmurar. Mira por todos lados. Luego penetra en los matorrales y se inclina hacia adelante. Vuelve con la pata de un cochinillo. Emperador de Asiria, tus admiradoras te acaban de traer un cochinillo. Huele su aroma. Lo airea ante el ventanuco. Emperador, salid, soy vuestra humilde esclava.

Emperador cruel como las hienas del desierto! Ruido de besos. Y no me digas luego que quieres ser mi amigo. No quiero volverte a ver. Voy a buscar mi piragua. Me marcho para siempre. Sale Furioso y decidido. Largo silencio. Los murmullos van creciendo. Mi universo, una circunferencia cuyo radio tiene la longitud de la cadena La mide. Digamos, tres metros. Vuelve a medir. Erre que son tres, al cuadrado, nueve, multiplicado por pi Medio llora. Se suena. Arquitecto, ven Me siento muy solo.

Se repone. Lavarme un poquito. A la una, comida, abluciones. Luego un poco de siesta. Una paja, una solo, pero que dure tres cuartos de hora.

Tras la siesta No puedes hacer eso. Tu equilibrio. Por la tarde una hora para recordar a mi familia, otra para recordar al Arquitecto. Bueno, mejor media hora. Luego la cena, las abluciones y por fin a la cama Pongamos a las diez. Mientras, habla se quita la cadena.

Mira de un lado para otro y grita tristemente. Ascensor, ascensor, ascensor. Le hace una profunda reverencia. Sin importancia. De haber continuado, hubiera podido subir por el ascensor principal y hubiera llegado a tener la llave de los retretes de los directores. Vuelve con unos faldones de hierba que se pone ceremoniosamente mientras prosigue su relato. Se sienta en el suelo, se coloca en cuclillas y llora.

Era muy buena conmigo. Por fin grita. Ven, no me dejes solo, me siento demasiado solo. Cuando se trabaja ocho horas diarias y se toma el tren, el Metro No me daba tiempo de nada Emperador como usted. Risita un poco boba. Soy su subordinado. Sale y vuelve con un orinal. Hace esfuerzos. Transcurre un largo silencio. Pude haber sido relojero.

Hubiera sido libre. Se anima. Yo con una querida Era muy rubia, muy guapa Fuimos muy felices. Nos encontramos en el parque y hablamos mucho tiempo. Venga picarme en los dedos Mira a lo lejos y grita desconsoladamente. Se tranquiliza. Y venga a pensar en ella Era tan guapa, tan rubia Hablamos por lo menos media hora en el parque Era como si le dijera: "Eres como todas las gaviotas del mundo a la hora de la siesta.

Cinco horas cada noche por lo menos. Cambiando de tono. Voy a bailar para usted. Ejecuta una danza grotesca. Se quita la falda y queda con un taparrabos. Sale y vuelve con bragas de mujer, negras, con encaje. Las huele. Se pone las bragas. Y luego Dios y sus criaturas, nosotros. Mira el efecto de las bragas. Si de tres partidas ganaba una. Sale y entra con un liguero. Comienzo la segunda partida. Primera bola, garrafal. Se pone el Liguero y se lo ajusta a su medida.

Saco la segunda. Se contempla. Se ajusta mejor el liguero. Estaba impaciente. Dios estaba en mi mano. Sale y entra con un par de medias negras. Cambia de tono.

IEC 61660 1 PDF

La resurrección de 'El arquitecto y el emperador de Asiria'

.

BAJO EL BRILLO DE LA LUNA JULIA QUINN PDF

El arquitecto y el emperador de Asiria

.

BERWEISUNGSTRGER SEPA PDF

«El arquitecto y el emperador de Asiria» de Fernando Arrabal en EsBaluard el 12 de febrero

.

FISIOPATOLOGIA DE LA EQUIMOSIS PDF

El Arquitecto y el Emperador de Asiria

.

Related Articles